25 años GesEmpresas

El Gobierno rebajará su aportación en las pensiones de empleados a tiempo parcial

(Noticia extraída de El País)25/07/2013

- La propuesta del Ejecutivo establece un coeficiente de parcialidad para acceder a la pensión.
- El mínimo de 15 años se reduce en proporción a la duración media de la jornada.
- El importe sí se seguirá fijando sobre la base reguladora de los últimos 16 ejercicios.
 
 
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha presentado este miércoles los nuevos criterios para acceder a la jubilación parcial ante la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo. La alternativa, tal y como ya se había adelantado, suavizalos baremos para poder acceder a la prestación dado que ya no será necesario haber cotizado 15 años, aunque Burgos también ha confirmado que el Gobierno reducirá las aportaciones que realiza actualmente para que la cuantía de la prestación alcance los mínimos
 
Burgos, que ha reconocido que la situación actual de las arcas públicas "no es el contexto más deseable para introducir cambios en una materia tan sensible como las cotizaciones", ha reconocido que las pensiones de los trabajadores a tiempo parcial serán proporcionalmente inferiores a las correspondientes a los trabajadores a tiempo completo, y en paralelo con complementos a mínimos inferiores, para garantizar, entre otras cosas, la viabilidad del sistema.
 
"Quien ha trabajado por 300 euros no puede esperar una pensión de 600", justifica Burgos
 
Dicho esto, ha señalado que la sentencia del Tribunal Constitucional que ha motivado estos cambios "no impugna" el necesario principio de contributividad del sistema, a lo que ha añadido que "quien ha trabajado por 200 y 300 euros no puede esperar una pensión contributiva de 600 euros (como un trabajador a tiempo completo)", pues llevaría al sistema de reparto de la Seguridad Social a una situación "más que complicada". A este respecto, esta misma semana se ha conocido que la Administración ha tenido que volver a echar mano del fondo de reserva de las pensiones para abonar la paga extra de verano a los jubilados.
 
En cualquier caso e independientemente de la situación financiera de la Seguridad Social, Burgos ha asegurado que ello supondría una "injusticia" para los trabajadores a tiempo completo, que habiendo trabajado más tiempo recibirían prácticamente la misma pensión.
 
Sobre el hecho de que en el documento de propuesta trasladado por el Ministerio de Empleo a los agentes sociales y a los Grupos Parlamentarios se habla de realizar una "reflexión" sobre los complementos a mínimos, Burgos ha señalado que "no pueden ser la puerta de atrás para encontrar beneficios desproporcionados respecto a los trabajadores a tiempo completo" y ha apostado por que se plieguen a un principio de "proporcionalidad".
 
Burgos ha señalado que "la ampliación de un derecho es un objetivo loable, pero no debe llevar discriminaciones ni tratos injustos", a lo que ha añadido que "la ampliación desproporcionada de derechos sin atender a los fundamentos del sistema sólo puede introducir daños irreparables en el mismo". "Es necesaria una solidaridad posible y defendible. El sistema no puede estirarse hasta extremos imposibles. A todos no gustaría tener un sistema capaz de ofrecer de todo a todos, pero no es el tiempo que nos ha tocado vivir", ha insistido.
 
El Gobierno advierte de que "el sistema no puede estirarse hasta extremos imposibles"
 
Tras estas explicaciones, Burgos ha asegurado que después de diferentes reuniones con los agentes sociales, y antes de que se debata su propuesta en el Pacto de Toledo, se han producido coincidencias en "elementos fundamentales" y "hay margen para la aproximación. Según esta propuesta, se reduce el periodo mínimo de cotización para los trabajadores a tiempo parcial para acceder a una pensión, de forma que ya no será de 15 años. En concreto, se ajustará a un coeficiente de parcialidad que acrediten los trabajadores a lo largo de toda la vida laboral. Este coeficiente se corresponde al porcentaje de parcialidad de la jornada con respecto a la del tiempo completo.
 
Por ejemplo, si un trabajador tuviera un coeficiente de parcialidad del 50%, el periodo mínimo de cotización que tendría que acreditar para la jubilación no sería de 15 años sino 7,5 años. En cuanto al cálculo de la base reguladora, el informe plantea el mismo que hay ahora, es decir, el promedio de las bases de cotización del interesado correspondiente a los 16 años (en 2013) inmediatamente anteriores al hecho causante. A esta base se le aplicaría un tanto por ciento en función de los años cotizados que dará como resultado la cuantía de la pensión. Según Burgos, Empleo ha acordado con los agentes sociales en este punto, partir del periodo mínimo de cotización del trabajador al que se le aplicará un 50% sobre la base reguladora.